Transformación digital de tu empresa

#FogaTip

Transformación digital de tu empresa

Si la permanencia del cambio se vio acentuada por la pandemia, hoy más que nunca es probable que las habilidades críticas que requería cualquier puesto de trabajo hayan cambiado y sigan haciéndolo. Los próximos 10 años verán cambios fundamentales en el mundo laboral, y los empleados deberán adquirir nuevas habilidades para seguir teniendo éxito. Precisamente, la capacidad para responder al cambio mientras este se experimenta y seguir impulsando el crecimiento empresarial requiere un nuevo tipo de liderazgo. Practicarlo es, quizás, la mayor barrera para el crecimiento de muchas empresas.

De acuerdo con un estudio reciente, únicamente el 30% de las compañías pueden denominarse a sí mismas líderes digitales. Esto significa que han conseguido poner en funcionamiento e integrar completamente las soluciones digitales en una organización y en sus mercados y regiones. El 70% restante, en cambio, aún no consigue escalar las soluciones digitales más allá de los planes piloto o permanecen atascadas en silos. ¿Qué diferencia a los líderes del primer grupo de los del segundo?

De acuerdo con un artículo de McKinsey, la adaptabilidad —la capacidad para aprender y aplicar ese conocimiento de manera flexible y eficiente en todas las situaciones— es el ingrediente secreto para prosperar en medio de la incertidumbre. Adoptar una “mentalidad de aprendiz” es crucial para poder liderar, sobre todo teniendo en cuenta que la transformación digital no es un proyecto o programa de una sola vez. Los avances tecnológicos, la competencia, los cambios en el contexto y en las necesidades de los consumidores llevan a la búsqueda de la mejora permanente. Y, con el fin de responder a esas demandas y seguir siendo competitivos, la flexibilidad y la predisposición para aprender son esenciales.

Los líderes digitales hacen preguntas maravillosas. Están todo el tiempo cuestionándose qué sigue. También, de construir nuevos negocios a su alrededor. En un mundo donde la tecnología avanza sin pausa, la mayoría de las empresas corren el riesgo de estancarse.

Las empresas que están liderando el camino ven la transformación digital como un viaje y no como un destino. Y saben que para avanzar no es suficiente con que inviertan en tecnología. Que puedan andar kilómetros y kilómetros depende de las personas que forman parte de la organización. Y eso solo será posible si cuentan con el líder correcto.